Leasing de Arrendamiento Operativo

El arrendamiento Operativo, se podría definir como un contrato de alquiler de bienes a mediano y largo plazo por el cual el arrendatario se compromete a pagar una renta periódica, normalmente mensual o trimestral, semestral, durante el plazo de vigencia del contrato.

La normatividad aplicable a este tipo de figura son las disposiciones sustantivas que regulan el contrato de arrendamiento, con sus correspondientes reglamentaciones contables y tributarias.

Es un contrato en virtud del cual, una persona natural o jurídica, denominada ARRENDADORA, entrega a otra denominada ARRENDATARIA, la tenencia de un bien para su uso y goce, a cambio del pago de un canon o renta periódica.

  • La entrega de un bien al arrendatario para su uso y goce.
  • El pago como contraprestación, de un canon que no contiene amortización del bien para el arrendatario.
  • "En materia contable y tributaria, el arrendatario cualquiera sea su naturaleza jurídica, patrimonio y el tipo de bien arrendado, contabiliza el contrato de leasing operativo como cualquier otro arrendamiento
  • El activo no aparece en su balance y el canon se registra en el estado de pérdidas y ganancias como un gasto. Dicho gasto es plenamente deducible, siempre que tenga relación de causalidad con la renta del contribuyente y sea necesario y proporcionado de acuerdo con la actividad del mismo."
  • Amplios plazos de financiación.
  • Leasing de BBVA se encarga de todos los trámites para la adquisición del activo.
  • La activación del contrato se hace al momento de la entrega y recibo a satisfacción del Cliente.
  • Cuenta con flexibilidad en las modalidades de pago, para que el Cliente maneje mejor su flujo de caja.
  • BBVA puede efectuar pagos al proveedor a manera de anticipo.
  • Permite mejorar la presentación de los estados financieros: control del nivel de endeudamiento y permite mejorar el indicador de rotación de activos.
  • Al estar la propiedad del activo en cabeza de BBVA, mejora la posición del Cliente en riesgos.
  • Se liberan los cupos de otras fuentes para que puedan ser utilizados en la financiación del capital de trabajo.
  • Seguridad, en la medida en que BBVA se registra como propietario del activo.
  • Se deduce el canon de arrendamiento del impuesto de renta.
  • Formulario básico de vinculación (cliente y avalista) con firma y huella.
  • Rut.
  • Certificado Original de Cámara y Comercio con menos de 30 días de expedición.
  • Fotocopia de identificación representante legal / avalistas.
  • Dos últimas declaraciones de renta.
  • Estados financieros de los últimos dos años y parcial del año en curso. (Balance general y estado de resultados).
  • Notas y anexos a los Estados Financieros.
  • Fotocopia de la tarjeta profesional del contador y/o revisor fiscal.
  • Flujo de caja proyectado (únicamente para operaciones superiores a 36 meses).
  • Factura Proforma o cotización del activo a adquirir.
  • En caso de ofrecer firma de avalistas, adjuntar la información financiera.
  • Posterior a la aprobación se deberán solicitar los documentos necesarios para la estructuración de la operación dependiendo del tipo de activo.