Leaseback Pymes

 

La operación de Leaseback, es una figura consistente en vender un activo y seguidamente arrendarlo nuevamente, de modo que se puede seguir utilizando. Es decir, BBVA compra un activo a un Cliente quien será proveedor y locatario a la vez. Es una excelente alternativa para conseguir capital de trabajo sin incurrir en mayor endeudamiento con una entidad financiera.

La Empresa, al vender un activo y luego adquirirlo nuevamente en calidad de arrendamiento, adquiere capital de trabajo sin prescindir del activo, puesto que continuará utilizándolo, y hasta se tiene la posibilidad de adquirirlo nuevamente al final del contrato de arrendamiento si se hace uso de la opción de compra, opción que también se puede pactar.

Aplica para activos fijos productivos, tales como: maquinaria de producción, oficinas, bodegas, locales comerciales y plantas industriales.

  • Amplios plazos de financiación.
  • Leasing de BBVA se encarga de todos los trámites para la adquisición del activo.
  • La activación del contrato se hace al momento de la entrega y recibo a satisfacción del Cliente.
  • Cuenta con flexibilidad en las modalidades de pago, para que el Cliente maneje mejor su flujo de caja.
  • BBVA, puede efectuar pagos al proveedor a manera de anticipo.
  • Acceso directo a líneas de fomento como Bancoldex, Finagro y Findeter.
  • Al estar la propiedad del activo en Cabeza de BBVA, mejora la posición del Cliente en riesgos.
  • Se liberan los cupos de otras fuentes para que puedan ser utilizados en la financiación del capital de trabajo.
  • Seguridad, en la medida en que BBVA se registra como propietario del activo.
  • El Leaseback es una buena alternativa que tiene como beneficios retirar la propiedad del activo por seguridad.
  • Permite obtener liquidez para planes de inversión.
  • Formulario básico de vinculación (cliente y avalistas) con firma y huella.
  • Rut.
  • Certificado Original de Cámara y Comercio con menos de 30 días de expedición.
  • Fotocopia de identificación representante legal / avalistas.
  • Dos últimas declaraciones de renta.
  • Estados financieros de los últimos dos años y parcial del año en curso. (Balance general y estado de resultados).
  • Notas y anexos a los Estados Financieros.
  • Fotocopia de la tarjeta profesional del contador y/o revisor fiscal.
  • Flujo de caja proyectado (únicamente para operaciones superiores a 36 meses).
  • Factura Proforma o cotización del activo a adquirir.
  • En caso de ofrecer firma de avalistas, adjuntar la información financiera.