Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información.
cosas que me perdi por ir al banco

Cosas que me perdí por ir al banco

Cosas que me perdí por ir al banco a abrir una cuenta

Hay situaciones inevitables en la vida, lo sabemos, pero tener que ir al banco, estar ahí durante horas y juntar muchos papeles solo para abrir una cuenta, es una de las cosas más innecesarias y uga-uga de la actualidad.

Seguro has vivido alguna de estas situaciones que puedes evitar abriendo tu Cuenta en Línea, de ahorros o nómina, desde BBVA móvil y solo con tu cédula: 

1. Adiós primer tiempo

La tecnología aún no sirve para todo; si estás en el banco, no puedes ver el partido fútbol porque está prohibido usar el celular. ¿Qué haces? Aceptas que te vas a perder los primeros minutos del juego y, en cambio, estarás llenando planillas en vez de responder unas pocas preguntas al abrir tu cuenta desde el celular. Delicioso, ¿no?

2. 2x1 en mis donas favoritas

Imagina que estás en el banco abriendo una cuenta, en el preciso momento que están en el “happy hour” de tu tienda favorita de donas. ¿Qué te queda? Buscar un hombro para llorar y más cuando te enteres que no te demoras más de cinco minutos abriendo la cuenta desde tu celular con la app BBVA móvil.

3. El amor se pasa rápido


Estás terminando de cuadrar la primera cita con la persona que te gusta. Todo marcha bien, pero tienes que guardar el celular porque vas a entrar al banco, a abrir una cuenta. Sales del banco y tu cita perdió interés por demorarte en contestar el montón de mensajes -y en estos tiempos de millennials esto es imperdonable-. Mejor no te arriesgues y prueba abrir una Cuenta en línea que además no tiene monto de apertura

4. Videojuegos o vueltas

¿Dónde están los amantes de los videojuegos? Si están presentes, saben muy bien lo que implica dejar una partida a la mitad por tener que quitar los ojos de la pantalla: fallarle a tu equipo, perder el récord, dejar de ganar un cofre, y muchas tragedias más. Evita esta situación desafortunada y más bien  abre tu cuenta de ahorros o nómina y acumula puntos por cada compra que realices en comercios con tus tarjetas débito y los cambias por premios y experiencias del Programa de Beneficios de BBVA.

 

También te pueden interesar

  • La tecnología no solo nos sirve para conseguir citas, compartir nuestras vidas en las redes sociales o maratonear series por octava vez, también sirve para manejar tus finanzas.
  • Paga sin necesidad de llevar tarjetas con tu sticker.
  • Tu banco está ahí, en tu celular.